Black Friday

2010-2019: Cómo ha cambiado el Black Friday para empresas y consumidores

¡Compártelo!

Las primeras acciones comerciales con el nombre de Black Friday comenzaron en España hace una década. Desde entonces y hasta ahora, esta festividad de los descuentos que se celebra a finales de noviembre (coincidiendo siempre con el día después de acción de gracias en Estados Unidos) ha evolucionado de manera considerable, tanto para vendedores como para consumidores.

Pese a apenas llevar celebrándose una década, el Black Friday es el día de descuentos en comercios más importante todo el continente y, hasta ahora, el pistoletazo de salida a la campaña de ventas de Navidad. No ocurre lo mismo en Asia, donde es el Singles Day el que bate todos los records.

Durante este periodo de tiempo, ha pasado de ser un día de descuentos puntuales en algunas grandes superficies y en los primeros ecommerce a ser un evento global de descuentos que queda lejos de afectar a un solo día o a un pequeño grupo de compradores y vendedores.

DE UN DÍA A UN MES

El Black Friday comenzó siendo un único día de descuentos que se prolongaba, como mucho, hasta el Ciber Monday del lunes siguiente. Con el paso de los años su extensión ha ido haciéndose mayor, y cada año las empresas anticipan sus descuentos y ofertas incluso a primeros de mes, especialmente en negocios online y ecommerce. Así, llegamos a oír términos como «Black Week», «Black Month», «anticípate al Black Friday», «Pre-Black Friday», etc. Las ventas han pasado de estar concentradas en un solo día a repartirse.

Ejemplo Black Friday Black Month
Ejemplo de Black Month en ecommerce

DE UN EVENTO AISLADO A UN EVENTO GLOBAL

Aunque no tardó en ser acogido de manera general, en los primeros años de Black Friday los descuentos venían mayoritariamente de grandes superficies, cadenas y multinacionales, generalmente de electrónica, moda y otros sectores de gran consumo.

Actualmente, la gran mayoría de negocios, tanto físicos como online, de venta de productos o de servicios, hacen promociones con motivo del BF.

Ejemplo Black Friday en una ferretería
El Black Friday en una ferretería

DE COMPRA IMPULSIVA A COMPRA PLANIFICADA

La mayoría de las compras durante el Black Friday han dejado de ser impulsivas. Una consecuencia directa de la «masificación» de los descuentos durante los últimos años es que el comprador ya espera la existencia de ofertas sí o sí, por lo que durante las semanas anteriores planifica sus compras, estudia y controla los precios de los productos que le interesan y pregunta de manera anticipada por las ofertas.

DE VENTA ALEATORIA A VENTA PLANIFICADA

Del mismo modo, con el paso del tiempo las empresas ya tienen un histórico de ventas de otras ediciones y saben qué productos o categorías se venden mejor y que campañas tienen más éxito durante estas fechas. Esto ayuda a la hora de planificar acciones de marketing, la gestión de stock y compras o coordinarse con las empresas de logística.

LA IRRUPCIÓN DEL 11.11

Con el tiempo veremos si la irrupción en los últimos años del Singles Day afecta al crecimiento en ventas del Black Friday, ya que el primero se celebra apenas dos semanas antes del segundo, y cada año el gasto de los consumidores en el 11.11 es mayor. Está por ver si las empresas podrán soportar de manera rentable el hacer tantos descuentos en fechas tan cercanas y sí los consumidores podrán permitirse un gasto tan elevado en dos fechas del mismo mes.

Además, este nuevo festival de ofertas de ecommerce ha adelantado aun más la campaña de Navidad, que queda repartida en tres picos de ventas y reduce el consumo en diciembre: Singles Day, Black Friday y los días cercanos a Nochebuena.

No te pierdas otros de mis posts:


¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *