¡Compártelo!

El gigante del comercio electrónico, Amazon, ha abierto hace unos meses su primera tienda física: el supermercado Amazon Go. ¿Qué tiene de particular? Bajo la premisa de la tecnología “Just Walk Out“, Amazon promete una tienda sin cajeros, sin tener que pagar con billetes y monedas y, lo mejor, sin colas.

El primer vídeo de todos, creado por el propio Amazon, nos presenta de manera sencilla qué es Amazon Go:

Después de facilitar al máximo las compras en Internet, Amazon nos trae el “más simple todavía”, haciendo más fácil y rápidas las compras del día a día en el supermercado.

La primera tienda Amazon Go, situada junto a las oficinas de la compañía en Seattle, está sirviendo de prueba piloto, pero la idea de Amazon es implementar este sistema en toda la cadena de supermercados de productos naturales, orgánicos y ecológicos Whole Foods, que adquirió en verano de 2017.

Ahora que ya sabemos qué es Amazon Go, podemos pasar directamente al siguiente vídeo donde veremos cómo funciona Amazon Go: sensores de movimiento, inteligencia artificial, control de peso, códigos QR… ¿Cómo sabe Amazon que productos nos llevamos? Esta sencilla animación nos lo explica:

Sorprendente, ¿verdad? Gracias a un sistema de rastreo, la inteligencia artificial nos sitúa y sigue durante nuestra visita a la tienda. Controlando el peso del lineal frente al que nos situamos pueden saber el producto elegido y, de este modo, lo añaden al “carrito virtual” de la compra.

Una vez explicado el concepto y sabiendo la teoría, llega el momento de la verdad: comprobar la experiencia real de compra en Amazon Go. ¿Funciona el sistema de pesos? ¿Qué normas nos obliga a seguir Amazon? ¿Qué pasa si hacemos algunas trampas y cambiamos productos de sitio? ¿Y si varias personas cogen productos para la misma bolsa? ¿Acertará nuestro pedido final? Desde Xataka visitaron la tienda Amazon Go en Seattle y este es el resultado:

Como se puede ver, la experiencia en compra es algo nunca visto y el funcionamiento del sistema, pese a cambiar algunos productos de sitio, ha sido correcto.

Observaciones finales:

-Vemos que el sistema no está optimizado al 100% y que, en uno de los cambios realizados, duda de si hemos realizado una compra.

-Para esas personas que controlan el tiempo que dedican a cada actividad, es muy útil que la aplicación facilite los minutos que hemos pasado dentro de la tienda.

-Amazon deberá ampliar el seguimiento de personas ya que en grandes superficies (como algunos Whole Foods) el límite de 400 personas puede quedarse corto.

-La constante revisión de productos para verificar que estén en el lineal que les corresponde supondrá un importante esfuerzo para Amazon. Aun así, supongo que habrán desarrollado un sistema de alertas cuando el peso de un lineal no es el correcto, para que el empleado de la tienda pueda ir directamente a los puntos con incidencia.

-Nos queda por comprobar cuán fiable será el sistema cuando, por ejemplo, cuatro personas entren con una única tarjeta. ¿Cargarán cada producto que coja cada uno de ellos a la misma cuenta?

-Y al contrario. Cuando un grupo de amigos entre con cuentas distintas, deberán tener cuidado de coger del lineal cada uno el producto que le interese ya que, como vemos en el vídeo, Amazon aplica la norma de cobrarle el producto a quien lo coge, aunque este luego se lo de a otra persona.

Y tú, ¿qué opinas de la tienda del futuro? ¿Se extenderá a otras cadenas de supermercados? ¿Y a otros sectores?

No te pierdas otros de mis posts:


¡Compártelo!