¡Compártelo!

¿Qué es el internet de las cosas?

Primero fue el teléfono inteligente y después llegaron el reloj inteligente o la nevera inteligente. En los últimos años, multitud de objetos se han ganado ese adjetivo. ¿Quieres saber porqué?  Bienvenido al inteligente mundo del Internet de las cosas.

Desde siempre, los objetos que forman parte de nuestra vida cotidiana han generado multitud de datos e información, que en la mayoría de los casos, estaba fuera de nuestro alcance. ¿Qué ocurriría entonces si todos esos datos estuvieran conectados a la red y pudiéramos acceder a ellos para obtener información que mejorara, por ejemplo, nuestra calidad de vida?

El internet de las cosas (internet of things en inglés, y abreviado “IoT“) consiste precisamente en eso, conectar cualquier dispositivo a internet para que interactúe con una aplicación, con otro objeto, o con nosotros mismos y así obtener datos que podamos utilizar para nuestro beneficio (de ahi lo de inteligente). Los tres casos de antes, teléfono, reloj o nevera, son los tres ejemplos clásicos de objetos que se han conectado a internet.

Origen

Los avances tecnológicos y especialmente en electrónica en la última década han permitido que funciones que antes requerían un ordenador del tamaño de una mesa ahora puedan realizarse por dispositivos del tamaño de una gota de agua, con la consiguiente reducción no solo de tamaño o del coste, sino también de consumo energético.  Uno de estos avances es el desarrollo de pequeños sensores que, adheridos a cualquier producto, nos permiten recabar información relevante y dinámica. Y entonces… ¿cómo nos llega esa información?

Otro de los aspectos tecnológicos que ha mejorado en los últimos años son las redes de comunicación. La evolución de los protocolos de internet y el desarrollo de redes wireless como las de corto alcance (NFC, Bluetooth,…) o las de alta velocidad (4G, 5G,…) así como el Wi-Fi, permite que todos esos datos se transmitan y almacenen desde el dispositivo hasta cualquier otro punto del planeta. Dado que estas redes son susceptibles de ser hackeadas, uno de los grandes retos en la implantación del internet de las cosas es la seguridad.

Internet of Everything 

Pero el internet de las cosas no solo se está utilizando en objetos cotidianos que llevamos puestos (wearables) como relojes o pulseras, o en hacer que nuestra casa este totalmente monitorizada. Gran parte de la inversión que se está haciendo en este campo está destinada a aplicar toda está tecnología a las ciudades (smart cities) y su eficiencia energética.

Además, el internet de las cosas no solo se aplica en objetos, sino que ya se trabaja en sensores que se implantarán directamente en personas o animales. De ahi que algunos ya lo llamen “el internet de todo” o “the internet of everything”.

¿Es real el internet de las cosas?

O en otras palabras… ¿Cuándo se podrá decir que el internet de las cosas es presente y no futuro?

evolucion busquedas internet de las cosas

Búsquedas en Google sobre el Internet de las cosas.

Como se puede ver en la gráfica de búsquedas en Google sobre el internet de las cosas entre los años 2008 y 2015, no ha sido hasta el año pasado cuando el término ha empezado a suscitar interés entre los internautas, si bien la mayoría de grandes empresas de EEUU reconocen que llevan trabajando en software para el internet de las cosas desde hace más de 20 años.

Pese a que en muchas ocasiones la tecnología solo nos parece marketing o hype, los expertos creen que el internet de las cosas seguirá estando presente y no se trata de una moda pasajera, ya que, según Siemens, al finalizar este año habrá entre 15 y 20 billones de objetos conectados en el mundo entre móviles, ordenadores, tablets y todos esos objetos que estamos empezando a conectar, y en el año 2020 habrá casi 30 billones de objetos smart.

Hay que familiarizarse con toda esta terminología ya que parece que el internet de las cosas -como este blog- ha llegado para quedarse.

No te pierdas otros de mis posts:


¡Compártelo!