¡Compártelo!

autocompletar google

He estado trasteando con las predicciones de búsqueda de Google y observando cómo cambian los resultados en función de cómo se escriba la pregunta en el cuadro de texto. ¿Quieres conocer los resultados? Sigue leyendo…

Predicciones de búsqueda

Empecemos por el principio: ¿qué son las búsquedas con autocompletar de Google? También se conocen como predicciones de búsqueda, son aquellos resultados predictivos que nos ofrece el buscador cuando iniciamos una búsqueda (como en la foto que encabeza este artículo).

Estas predicciones de búsqueda están basadas en dos factores que son clave en la comprobación que he hecho hoy: los términos o palabras que hemos escrito hasta el momento (en el ejemplo de arriba esos términos son “como se llama”) y las búsquedas realizadas por otros usuarios (en el ejemplo, las búsquedas más frecuentes asociadas a “como se llama” son Melendi, Malú, nuestra galaxia y Luzu, que por lo visto es un youtuber).

El experimento

Pues bien, haciendo diversas pruebas con búsquedas se puede observar que el resultado de estas predicciones que nos ofrece Google cambia radicalmente en función de cómo se escriba la pregunta: no obtenemos los mismos resultados escribiendo las palabras tal cual (como se llama…) que utilizando correctamente los signos de interrogación y las reglas de acentuación (¿cómo se llama…).

Antes de las conclusiones, veamos algunos ejemplos a modo de curiosidad utilizando distintas partículas interrogativas:

“quien es…” vs “¿quién es…”

Los resultados para la primera búsqueda (sin tener en cuanta la ortografía) son:

quien-es

En cambio, los resultados formulando la pregunta de manera correcta son:

quien-es-2

Como se puede observar, los resultados cambian sustancialmente cuando acentuamos el “quien” e incluimos el correspondiente signo de interrogación inicial de toda pregunta. En la búsqueda no afectó el uso de mayúsculas o minúsculas.

No sólo llama la atención que los resultados cambien, sino también el tipo de resultados que obtenemos en uno y otro caso. Veamos algunos ejemplos más:

“cuanto cuesta…” vs “¿cuánto cuesta…”

cuanto-cuesta

Las búsquedas más populares escribiendo “cuanto cuesta” son: una boda, el iphone 7, renovar el dni, abortar y un tatuaje.

cuanto-cuesta-2

En cambio, formulando correctamente la pregunta los resultados varían notablemente y encontramos un tipo de pregunta menos coloquial, más desarrollada y más técnica, apareciendo términos como “tasa de cambio”, “patente” o “metro cúbico”.

Esto ocurre en todas las búsquedas realizadas:

“como se hace…” vs “¿cómo se hace…”

como-se-hace

De búsquedas totalmente cotidianas como hacer el amor, una bechamel o el gazpacho, pasamos a búsquedas como el cálculo del trabajo efectivo anual, un estudio de mercado o un mapa conceptual.

como-se-hace-2

“que hacer si…” vs “¿qué hacer si…”

que-hacer-si que-hacer-si-2

Vemos que el tipo de situaciones que se buscan con una forma de escribir y con otra son totalmente distintas

“de donde es…” vs “¿de dónde es…”

En el ejemplo anterior buscábamos situaciones, en este caso buscamos personas. Escribiendo “de donde es…” todas las búsquedas con autocompletar que nos ofrece Google son búsquedas de cantantes. La diferencia con “¿de dónde es…” es más que evidente:

de-donde-es de-donde-es-2

Conclusiones:

-El uso “simple” en búsquedas en Google (no haciendo un uso correcto del lenguaje) lo utilizamos para conceptos más comunes, y probablemente en búsquedas hechas de manera rápida e impulsiva. Las temáticas que se buscan son populares, relacionadas con cosas muy cotidianas.

-En cambio, el uso correcto de la gramática en preguntas al buscador de Google es utilizado en preguntas con un contenido mucho más técnico o profesional, y generalmente son preguntas más meditadas y elaboradas. Las temáticas tienen un corte más científico o de alto interés cultural. Un perfil totalmente distinto.

-A la hora de ofrecer predicciones de búsqueda, el buscador de Google es sensible a los signos de interrogación y a las tildes pero no al uso de mayúsculas o minúsculas.

-Los resultados no cambian en función del navegador utilizado, tras probar en Safari, Chrome y Firefox.

-Los resultados son los mismos en un dispositivo móvil y en versión de escritorio.

-Al no utilizar la mayoría de lenguas el signo de interrogación de apertura, este experimento sólo se puede hacer en castellano.

-En cambio, la lengua francesa si utiliza acentos y tildes, por lo que hice una breve comprobación solo centrada en ese aspecto:

ou-habitent ou-habitent

En su mayoría los resultados cambian tildando la partícula interrogativa oú?, pero la diferencia entre temáticas y conceptos buscados no me parece tan significativa como en castellano.

¿Te ha parecido curioso? No olvides dejar tu comentario. Y se te ha gustado el post ya sabes:

No te pierdas otros de mis posts:


¡Compártelo!